BENEFICIOS
IMPOSITIVOS.

La ley 18.795 le permite un mayor rendimiento de su dinero.

  • Exoneración del IVA.
  • Exoneración del Impuesto al Patrimonio.
  • Exoneración del Impuesto a la renta por alquiler.
  • Exoneración del pago de Contribución Inmobiliaria.
  • Muy bajas expensas.